Comience a escribir para ver los productos...
  • Menu Menu
  • Categorías Categorías

Carrito de compras

Cerrar
ENVÍOS A TODA LA REPÚBLICA MEXICANA DESDE $149 ENVÍOS A TODA LA REPÚBLICA MEXICANA DESDE $149
Menú
close
Comience a escribir para ver los productos...

Ideas para compartir Ideas para compartir

Ideas para compartir Ideas para compartir

Cómo elegir la pensión donde se queda tu perro Cómo elegir la pensión donde se queda tu perro

La guardería para perros es una excelente opción para los dueños de mascotas ocupados que no quieren dejar a sus amigos peludos solos en casa todo el día, pero que quieren asegurarse de encontrar la guardería adecuada para su compañero. De hecho, un perro que debe soportar largos días (seis o más horas) sin el ejercicio adecuado puede sufrir bastante estrés. Mientras que algunos propietarios optan por contratar un paseador de perros, otros preferirán una pensión. Si tu perro es sociable, disfruta de la compañía de otros perros y disfruta realizar ejercicio frecuente, el tiempo de juego y mucha estimulación, el entorno de una guardería puede ser una buena opción.

Beneficios de la guardería de perros

Las necesidades de cada perro son diferentes y tú mejor que nadie estás en la mejor posición para decidir si este entorno es adecuado para tu perro o no. Estos son algunos de los beneficios de la guardería para perros:

● La oportunidad de conocer y jugar con otros perros
● Estimulación mental
● Una rutina que alivia la ansiedad por separación y el aburrimiento
● Ejercicio: un cachorro cansado estará relajado y agotado cuando llegue a casa.
● Mucho cariño
● Evitas el problema de tener extraños en tu casa

    LEER TAMBIÉN: Cómo cuidar a un perro mayor o senior

    En una pensión tu perro puede conocer y jugar con otros perros

    Consejos para encontrar la guardería ideal

    Haz una búsqueda de guarderías para perros cerca de tu casa o zonas que frecuentas y echa un vistazo preliminar a su sitio web o páginas comerciales. Si te gustan las instalaciones y nada se ve sospechoso considérala como una opción para tu amigo perruno. También puedes pedir recomendaciones a amigos y familiares. Estos son algunos consejos que te ayudarán a encontrar el mejor lugar:

    Visita las instalaciones

    Pide un recorrido al propietario o gerente de la guardería para perros. Es una buena idea asegurarse de que el entorno en el que dejarás a tu perro esté limpio y debidamente desinfectado. Así como aprender sobre las precauciones de seguridad que ha implementado el propietario.

    Principales características de seguridad de la guardería para perros:

    ● Ventilación: asegúrate de que el aire fresco llegue a los perros, ya sea a través de puertas abiertas o por un sistema de ventilación.
    ● Cercado adecuado: revisa que las instalaciones tengan vallas lo suficientemente fuertes para resistir el peso de un perro y altas para evitar que los perros las salten.
    ● Puerta adecuada: la puerta doble proporciona un espacio para que el perro se aclimate al área de juego antes de que se una a los otros perros en el interior, lo que puede mejorar la seguridad.
    ● Pisos seguros: los pisos de caucho y epoxi brindan un mejor agarre que el linóleo resbaladizo o el concreto frío.
      Asegúrate de que haya buena seguridad.

      Pregunta si los perros están separados o agrupados

      Las guarderías para perros grandes generalmente dividen a los perros en diferentes salas de juegos en función de una variedad de factores. Algunas instalaciones pueden tener a todos los perros jugando en una habitación u otras pueden separar a los perros según el tamaño, el temperamento y el estilo de juego. La seguridad es importante, y si los perros no están separados en grupos, podría ser una señal para continuar con tu búsqueda en otro lugar.

      Asegúrate de que tengan actividades guiadas

      No solo es importante que tu perro sea supervisado, sino que de igual forma investiga si hay un horario diseñado para permitir que tu perro se adapte a su nueva rutina. La mayoría de las guarderías se aseguran de tener períodos supervisados ​​de descanso entre las horas de juego para asegurarse de que ningún perro se canse o se deshidrate demasiado.

      Pregunta sobre las actividades que realizan los perros durante el día. ¿Hay algún tipo de entrenamiento? Si es así, ¡es posible que veas mejoras en el comportamiento de tu perro!

      Investiga si hay actividades guiadas.

      Consulta la política de juguetes

      Algunos perros pueden ser muy agresivos con otros perros, especialmente cuando protegen un juguete que creen que es suyo. Si sabes que tu perro no se va a llevar bien con otros. Se aconseja que se informe previamente sobre el problema a los encargados de la guardería, ellos vigilarán cuidadosamente a tu amigo peludo.

      Pregunta acerca de la política de los premios

      Algunas guarderías para perros usan premios para recompensar el buen comportamiento y otras no. Pregúntale al encargado de la guardería sobre el uso de premios y asegúrate de informarle si tu perro muestra un comportamiento agresivo con la comida o si sigue una dieta especial de algún tipo.

      El personal de la pensión debe tener experiencia trabajando con perros o entrenándolos.

      Investiga el entrenamiento del personal

      El personal de la pensión seleccionada debe tener experiencia trabajando con perros o entrenándolos. De igual forma, la guardería debe requerir o proporcionar entrenamiento adicional sobre cómo manejar perros de manera segura en un entorno grupal. Si bien la mayoría de las guarderías para perros toman medidas adicionales para garantizar que brindan y hacen cumplir un entorno seguro, deben estar preparadas para lidiar con imprevistos.

      Si la guardería a la que planeas llevar a tu peludo parece ser abierta y receptiva y parecen cuidadores compasivos, cálidos y pacientes, puedes sentirte más seguro de que cuidarán bien de tu perrhijo.

      Una vez que hayas decidido a qué guardería llevarlo y que se haya adaptado a la rutina, podrás saber si está disfrutando de su estancia en la pensión. La mejor señal es un perro que llega a casa cansado, pero feliz. Tu conoces mejor a tu perro y estás más calificado para evaluar su salud y felicidad. En caso de que todo marche bien, puedes irte a trabajar sin sentirse culpable, sabiendo que cada día es como unas vacaciones para tu mejor amigo peludo.

      CONTINUAR LEYENDO: Cuánto y con qué frecuencia debe ir al baño tu perro

      La guardería para perros es una excelente opción para los dueños de mascotas ocupados que no quieren dejar a sus amigos peludos solos en casa todo el día, pero que quieren asegurarse de encontrar la guardería adecuada para su compañero. De hecho, un perro que debe soportar largos días (seis o más horas) sin el ejercicio adecuado puede sufrir bastante estrés. Mientras que algunos propietarios optan por contratar un paseador de perros, otros preferirán una pensión. Si tu perro es sociable, disfruta de la compañía de otros perros y disfruta realizar ejercicio frecuente, el tiempo de juego y mucha estimulación, el entorno de una guardería puede ser una buena opción.

      Beneficios de la guardería de perros

      Las necesidades de cada perro son diferentes y tú mejor que nadie estás en la mejor posición para decidir si este entorno es adecuado para tu perro o no. Estos son algunos de los beneficios de la guardería para perros:

      ● La oportunidad de conocer y jugar con otros perros
      ● Estimulación mental
      ● Una rutina que alivia la ansiedad por separación y el aburrimiento
      ● Ejercicio: un cachorro cansado estará relajado y agotado cuando llegue a casa.
      ● Mucho cariño
      ● Evitas el problema de tener extraños en tu casa

        LEER TAMBIÉN: Cómo cuidar a un perro mayor o senior

        En una pensión tu perro puede conocer y jugar con otros perros

        Consejos para encontrar la guardería ideal

        Haz una búsqueda de guarderías para perros cerca de tu casa o zonas que frecuentas y echa un vistazo preliminar a su sitio web o páginas comerciales. Si te gustan las instalaciones y nada se ve sospechoso considérala como una opción para tu amigo perruno. También puedes pedir recomendaciones a amigos y familiares. Estos son algunos consejos que te ayudarán a encontrar el mejor lugar:

        Visita las instalaciones

        Pide un recorrido al propietario o gerente de la guardería para perros. Es una buena idea asegurarse de que el entorno en el que dejarás a tu perro esté limpio y debidamente desinfectado. Así como aprender sobre las precauciones de seguridad que ha implementado el propietario.

        Principales características de seguridad de la guardería para perros:

        ● Ventilación: asegúrate de que el aire fresco llegue a los perros, ya sea a través de puertas abiertas o por un sistema de ventilación.
        ● Cercado adecuado: revisa que las instalaciones tengan vallas lo suficientemente fuertes para resistir el peso de un perro y altas para evitar que los perros las salten.
        ● Puerta adecuada: la puerta doble proporciona un espacio para que el perro se aclimate al área de juego antes de que se una a los otros perros en el interior, lo que puede mejorar la seguridad.
        ● Pisos seguros: los pisos de caucho y epoxi brindan un mejor agarre que el linóleo resbaladizo o el concreto frío.
          Asegúrate de que haya buena seguridad.

          Pregunta si los perros están separados o agrupados

          Las guarderías para perros grandes generalmente dividen a los perros en diferentes salas de juegos en función de una variedad de factores. Algunas instalaciones pueden tener a todos los perros jugando en una habitación u otras pueden separar a los perros según el tamaño, el temperamento y el estilo de juego. La seguridad es importante, y si los perros no están separados en grupos, podría ser una señal para continuar con tu búsqueda en otro lugar.

          Asegúrate de que tengan actividades guiadas

          No solo es importante que tu perro sea supervisado, sino que de igual forma investiga si hay un horario diseñado para permitir que tu perro se adapte a su nueva rutina. La mayoría de las guarderías se aseguran de tener períodos supervisados ​​de descanso entre las horas de juego para asegurarse de que ningún perro se canse o se deshidrate demasiado.

          Pregunta sobre las actividades que realizan los perros durante el día. ¿Hay algún tipo de entrenamiento? Si es así, ¡es posible que veas mejoras en el comportamiento de tu perro!

          Investiga si hay actividades guiadas.

          Consulta la política de juguetes

          Algunos perros pueden ser muy agresivos con otros perros, especialmente cuando protegen un juguete que creen que es suyo. Si sabes que tu perro no se va a llevar bien con otros. Se aconseja que se informe previamente sobre el problema a los encargados de la guardería, ellos vigilarán cuidadosamente a tu amigo peludo.

          Pregunta acerca de la política de los premios

          Algunas guarderías para perros usan premios para recompensar el buen comportamiento y otras no. Pregúntale al encargado de la guardería sobre el uso de premios y asegúrate de informarle si tu perro muestra un comportamiento agresivo con la comida o si sigue una dieta especial de algún tipo.

          El personal de la pensión debe tener experiencia trabajando con perros o entrenándolos.

          Investiga el entrenamiento del personal

          El personal de la pensión seleccionada debe tener experiencia trabajando con perros o entrenándolos. De igual forma, la guardería debe requerir o proporcionar entrenamiento adicional sobre cómo manejar perros de manera segura en un entorno grupal. Si bien la mayoría de las guarderías para perros toman medidas adicionales para garantizar que brindan y hacen cumplir un entorno seguro, deben estar preparadas para lidiar con imprevistos.

          Si la guardería a la que planeas llevar a tu peludo parece ser abierta y receptiva y parecen cuidadores compasivos, cálidos y pacientes, puedes sentirte más seguro de que cuidarán bien de tu perrhijo.

          Una vez que hayas decidido a qué guardería llevarlo y que se haya adaptado a la rutina, podrás saber si está disfrutando de su estancia en la pensión. La mejor señal es un perro que llega a casa cansado, pero feliz. Tu conoces mejor a tu perro y estás más calificado para evaluar su salud y felicidad. En caso de que todo marche bien, puedes irte a trabajar sin sentirse culpable, sabiendo que cada día es como unas vacaciones para tu mejor amigo peludo.

          CONTINUAR LEYENDO: Cuánto y con qué frecuencia debe ir al baño tu perro

          #title#

          #price#
          ×