¿Por qué mi perro no quiere comer?

¿Por qué mi perro no quiere comer?

Es difícil encontrar alguna persona que, al convivir con su mascota, no haya tenido que vivir alguno de los indeseables síntomas de los problemas digestivos en perros: vómitos, diarreas, mi perro no quiere comer, debilidad, etc. 

Algunos de estos problemas digestivos afectan el estado de ánimo canino y en resultado hace que tu perro no quiera comer. Esto se debe a que está relacionado directamente con su dieta y otros factores desvinculados de la alimentación: parásitos, infecciones, ansiedad, etc. En este artículo vamos a repasar los principales problemas digestivos en perros.

Como dueño de perro notaras que los síntomas de los problemas digestivos en perros inician con la falta de motivación para realizar alguna actividad física luego,  te preguntaras: ¿Por que mi perro no quiere comer? seguido con la aparición de vómitos o diarrea, pérdida de peso,cambios en el apetito, las flatulencias, los ruidos del estómago, que aparece de forma repentina.

Ante cualquiera de estos síntomas, lo más adecuado es visitar a tu veterinario para que haga una valoración y, sobre todo, nos indique ¿Por qué mi perro no quiere comer?

Sin embargo, lo que realmente necesitaremos para poder tratar a nuestro perro y curarlo, es conocer la causa de ese problema digestivo.

Las posibles causas de que mi perro no quiera comer son: 

Gastritis: Es la irritación o inflamación del estómago. Sus principales síntomas comprenden: que tu perro no quiera comer, los vómitos, la diarrea y el dolor abdominal, pero también pueden aparecer otros signos de la enfermedad. La gastritis puede ser aguda o crónica. La gastritis aguda casi siempre es debida a la ingesta de alguna sustancia dañina para el perro (venenos, objetos indigeribles como plásticos, telas, juguetes de goma, etc.).

Intolerancia alimentaria: Otro de los principales problemas digestivos en perros es la incapacidad para digerir ciertos alimentos o para absorber determinados nutrientes.

Sobrecrecimiento Bacteriano del Intestino delgado o SIBO: El SIBO es un síndrome que hace que el intestino delgado empiece a acumular un número excesivo de bacterias o bien de un tipo inadecuado a una mala absorción de nutrientes y, por lo tanto, desnutrición y todos sus problemas asociados.

Colitis: Igual que en personas, la colitis en perros es la inflamación del colon o intestino grueso.Cuando el colon se inflama, lo primero que te preguntarás es ¿por qué mi perro no quiere comer? y notarás que suelen aparecer diarreas de gran contenido acuoso.

Pancreatitis: Puede ser otra de las causas de los problemas digestivos en perros. Cuando el páncreas se inflama, o bien no produce la cantidad suficiente de enzimas digestivas, el perro puede tener problemas al digerir los alimentos correctamente. puede ser aguda, recurrente o crónica, y sus síntomas son las heces blandas o la diarrea, los vómitos, la fiebre, el dolor abdominal, la pérdida de apetito e incluso la deshidratación. Esta enfermedad puede tener consecuencias muy graves.

Lo principal en el momento de investigar por qué mi perro no quiere comer es conocer los síntomas de las enfermedades digestivas en perros y siempre brindar  una alimentación de calidad, adaptada a las necesidades de cada perro. Por otro lado, es muy importante mantener una atenta vigilancia para evitar que nuestro perro ingiera algo que pueda dañar su salud.

Para obtener más información sobre una dieta sana y balanceada visita nuestra veterinaria.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Teléfono: 55 24 83 36
Teléfono: 55 24 53 11
Parroquia 412 Col. Del Valle, 03100
Benito Juárez, Ciudad de México